• Vargas Llosa Mario - Sables Y Utopias

    «¿Cuáles son los postulados liberales de Vargas Llosa? ¿Cuál es su posición ante la realidad latinoamericana? ¿Son los peligros y esperanzas que vislumbra para el continente? ¿Cómo han tomado forma sus ideas y compromisos? La selección de ensayos que compone este volumen pretende aclarar estas cuestiones. En ellos, además de verse reflejado el recorrido intelectual del escritor, se analizan todos los grandes acontecimientos que han marcado la historia reciente de América Latina. No están ordenados cronológicamente sino por temas, ilustrando las batallas que Vargas Llosa ha dado por la libertad, desde su oposición frontal a las dictaduras, su ilusión y posterior desencanto con las revoluciones, sus críticas al nacionalismo, al populismo, al indigenismo y a la corrupción -mayor amenaza para la credibilidad de las democracias-, hasta el descubrimiento de las ideas liberales, su defensa irrestricta del sistema democrático y su pasión por la literatura y el arte latinoamericanos».Carlos Granés

    Tamao: 944 kb, Sociales ,Sociología , 2017-05-12

    Chesterton Gilbert Keith - El Hombre Comun

    Gilbert K. Chesterton – El hombre común y otros ensayos sobre la modernidad.

    En esta colección de artículos y ensayos breves, resplandece toda la seducción de la prosa de Chesterton, que tanto deslumbrara a Jorge Luis Borges.
    Cada reflexión del maestro inglés revela tanta agudeza como profundidad y, aunque a veces se refiera a temas y nombres que hoy parecen muy lejanos de nuestras preocupaciones cotidianas, el lector atento siempre podrá encontrar el destello de una verdad eterna, de esas que permanecen para siempre en el corazón y en la inteligencia.
    Desde el patriotismo a la escuela, de la religión a la poesía y el nudismo, G. K. Chesterton recorre una gran variedad de temas, demostrando que todo en el universo es una excusa para el pensamiento y un desafío para la ética contemporánea.

    Tamao: 463 kb, Sociales ,Sociología , 2016-04-15

    Bauman Zygmunt - Vidas Desperdiciadas

    Un sistema centrado en el consumo, que promueve la obsolescencia precoz de los objetos para dinamizar la producción, más tarde o más temprano se encontrará con un problema: ¿qué hacer con los residuos que no se puede -o simplemente no se quiere- reciclar? No se necesita de gran osadía para afirmar que el tiempo de ese problema ha llegado o está muy cerca. Pero, ¿qué pasaría si `el residuo` fuera una metáfora para develar algo profundo que alcanza también a los seres humanos? Dicho de otro modo, ¿qué sucedería si comenzáramos a pensar en residuos `humanos`?

    Esto es lo que propone el sociólogo polaco Zygmunt Bauman en su inquietante Vidas desperdiciadas. La modernidad y sus parias. Con la globalización, sostiene el autor, `la construcción del orden y el progreso económico tienen lugar por todas partes y por todas partes se producen ?residuos humanos´ y se expulsan en cantidades cada vez mayores`. Refugiados, pobres, desocupados, inmigrantes `ilegales` son los cuerpos visibles de la humanidad residual. Pero, advierte Bauman, `no es probable que ninguna línea trazada con el fin de separar ?los residuos´ de un ?producto útil´ permanezca incuestionada […] por consiguiente, nadie se siente realmente seguro`. Nadie sabe en qué momento puede acabar en el cesto de la basura. En los tres primeros capítulos del texto, el autor analiza las principales fuentes de residuos humanos: el orden, el progreso económico y la globalización. Las dos primeras están activas desde los inicios de la modernidad, la última se les ha sumado, para potenciarlas, en la actual `modernidad líquida`.

    En el último capítulo se presenta una lectura general del problema desde la perspectiva de la cultura.

    Bauman señala que no hay orden sin residuo. Independientemente de las particularidades de cualquier orden específico, es la noción misma de orden la que requiere, necesariamente, que algo se recorte y se excluya (nos recuerda el autor el mapa ideado por Borges, tan perfecto como inútil, cuya extensión era idéntica a la del territorio representado). Esta producción de desechos concomitante al diseño de lo `positivo` se vio agravada considerablemente con el advenimiento de la modernidad. En ella, como nunca antes, el diseño de proyectos ordenadores ocupó un lugar central. De modo que, no a pesar sino justamente en virtud de la modernidad, a medida que el orden avanzaba los desechos -`naturales` y `humanos`- se amontonaban en sus fronteras o eran desplazados `hacia la nada` (Bauman cita, entre otros ejemplos, la `campaña del desierto de Roca`). Una consecuencia de esta expulsión de las fronteras del orden es la pérdida de derechos: `no hay ley para los excluidos. La condición de ser excluido consiste en la ausencia de ley aplicable a él`. Bauman se detiene en un concepto: `superpoblación`. Habitualmente, afirma, el peligro de la superpoblación se asocia con regiones como Africa que, en rigor, es una de las que en la actualidad cuenta con menor densidad de población. En cambio, países como Holanda o Bélgica, cuya densidad de población es en proporción muy superior, nunca son considerados `superpoblados`. Esto quizá se deba a que `el peligro de la superpoblación` no alude simplemente a la cantidad de pobladores, sino a su condición económica: `la ?población excedente´ -sostiene el sociólogo- es una variedad más de residuos humanos`.

    Quienes son `demasiados` son aquellos que no están en condiciones de producir y consumir como `ciudadanos normales`. La amenaza de su presencia es doble: ponen en peligro el trabajo de los `incluidos`, muestran en un espejo una situación de la que nadie está, en principio, exceptuado. `Para quienes los odian y detractan los inmigrantes encarnan -de manera visible, tangible, corporal- el inarticulado, aunque hiriente y doloroso, presentimiento de su propia desechabilidad.` En la modernidad preglobalizada, los desechos podían ser arrojados `lejos`, `fuera`. Hoy ya no hay un `afuera`. Al contrario, los expulsados por el sistema en países subdesarrollados intentan reingresar en él en las grandes ciudades. Ahora bien, como el sistema no tiene ningún tipo de propuesta para `reciclar` a esos hombres residuales, busca al menos aparentar ante quienes aún no lo son que se ocupa del problema. Se da, entonces, un paso del `Estado social` inclusivo, a un `Estado excluyente`, sustentado en el control de las fronteras. Al mismo tiempo, las cárceles -que en el `Estado social` eran vistas como instituciones de reciclaje- pasan a ser `contenedores herméticos`, `centros de destrucción de residuos`.

    En el último capítulo muestra Bauman cómo no sólo las personas, sino también sus relaciones están íntegramente atravesadas por la incertidumbre, la precariedad, la liquidez. Los contratos matrimoniales tanto como los laborales se efectúan `con una cláusula de rescisión en mente. Desde el momento de su nacimiento, los compromisos se contemplan y se tratan como residuos potenciales`. Al recorrer Vidas desperdiciadas, el lector no puede evitar ver reflejada en sus páginas la precariedad de su propia situación. El oficio de ensayista de Bauman impide que el texto llegue a ser asfixiante (los ejemplos, las digresiones que tan bien maneja permiten una lectura fluida y hasta placentera) al mismo tiempo que sus argumentos hacen que la turbación que provoca la realidad en sí misma se acreciente.

    Tamao: 3.713 kb, Sociales ,Sociología , 2016-04-05

    Bauman Zygmunt - Vida Para Consumo

    En Vida de consumo, Zygmunt Bauman continúa y profundiza el análisis de la trama y los mecanismos por los cuales la sociedad actual, en su fase de modernidad líquida, condiciona y diseña las vidas de los sujetos centrándose en sus particularidades como consumidores. Con el advenimiento de la modernidad líquida, la sociedad de productores es transformada en una sociedad de consumidores. En esta nueva sociedad los individuos son, simultáneamente, los promotores del producto y el producto que promueven. Son, al mismo tiempo, el encargado de marketing y la mercadería, el vendedor ambulante y el artículo en venta. Todos ellos habitan el mismo espacio social conocido con el nombre de mercado. El examen que los individuos deben aprobar para acceder a los tan codiciados reconocimientos sociales les exige reciclarse bajo la forma de bienes de cambio, es decir, como productos capaces de captar la atención, atraer clientes y generar demanda. Esta transformación de los consumidores en objetos de consumo es el rasgo más importante de la sociedad de consumidores. En este nuevo libro, Zygmunt Bauman analiza el impacto del modelo consumista de interacción sobre varios aspectos, aparentemente inconexos, del escenario social, como la política y la democracia, las divisiones sociales y la estratificación, las comunidades y las sociedades, la construcción identitaria, la producción y el uso del conocimiento, y la preferencia por distintos sistemas de valores. La invasión, conquista y colonización de la red de relaciones humanas por parte de visiones del mundo y patrones de comportamiento a la medida de los mercados, y el origen del resentimiento, el disenso y la ocasional resistencia frente a las fuerzas de ocupación son los temas centrales de este libro. Las normas sociales y la cultura de la vida contemporánea son puestas bajo la lupa una vez más y reinterpretadas a la luz de estos temas por uno de los pensadores sociales más originales y agudos de la actualidad.

    Tamao: 8.993 kb, Sociales ,Sociología , 2016-04-05

    Bauman Zygmunt - Tiempos Liquidos

    La caracterizacion de la modernidad como un «tiempo liquido» es uno de los mayores aciertos de la sociologia contemporanea. La expresion, acunada por Zygmunt Bauman, da cuenta con precision del transito de una modernidad «solida» –estable, repetitiva– a una «liquida» –flexible, voluble– en la que las estructuras sociales ya no perduran el tiempo necesario para solidificarse y no sirven de marcos de referencia para los actos humanos. Pero la incertidumbre en que vivimos se debe tambien a otras transformaciones entre las que, en el lucido analisis de Bauman, se contarian: la separacion del poder y la politica, el debilitamiento de los sistemas de seguridad que protegian al individuo, o la renuncia al pensamiento y a la planificacion a largo plazo: el olvido se presenta como condicion del exito. Este nuevo marco implica la fragmentacion de las vidas, exige a los individuos que sean flexibles, que esten dispuestos a cambiar de tacticas, a abandonar compromisos y lealtades. Bauman, riguroso y ameno, propone en este volumen un acercamiento que no busca respuestas definitivas, como quien tantea para ver si hace pie antes de lanzarse a un rio que, sobre todo hoy, nunca es el mismo. Los textos de Zygmunt Bauman sobre la modernidad liquida han cambiado nuestra vision del mundo contemporaneo y nos permiten afrontar nuestro miedo mas inconfesable: que futuro nos espera?

    Tamao: 9.210 kb, Sociales ,Sociología , 2016-04-05

    Bauman Zygmunt - Vida Liquida

    “La sociedad moderna líquida es aquella en que las condiciones de actuación de sus miembros cambian antes de que las formas de actuar se consoliden en unos hábitos y en una rutina determinadas”
    Intuimos el concepto de Vida Líquida y entendemos que esta febril celeridad de nuestras vidas es fruto del “síndrome consumista”.

    Ya en el año 2007, en una conferencia, Miren Etxezarreta avisaba que las instituciones financieras con intereses en fondos de pensiones privados estaban decididas a terminar con los fondos de pensiones sociales, y a conseguir el dinero que se acumula en ellos, el dinero de las pensiones de jubilación, para especular con todos esos billones que garantizarían nuestro futuro. Esta crisis es una crisis inducida, venía a decir, más o menos. Y a la pregunta de cuál debía de ser nuestra acción para impedir que eso ocurriese, que qué podíamos hacer para evitarlo su respuesta fue clara y descorazonadora. Nada. No podemos hacer nada. Salvo protestar. Pero que nada podemos hacer para impedirlo. Ocurrirá.

    En Vida Líquida, Zygmunt Barman plantea un escenario similar. Nos muestra nuestra sociedad desde su concepción líquida y lo más deprimente de su exposición es que, al parecer nada podemos hacer para detener el flujo líquido de nuestra vida. “La vida en una sociedad moderna líquida no puede detenerse”, dice. Y para detenerlo, para recuperar el espacio público como lugar de participación de todos los miembros de la sociedad concluye que “Sentimos, suponemos y sospechamos qué es lo que hay que hacer”, pero no sabemos nada sobre el cómo y nada sobre dónde nos llevará esa reestructuración necesaria de la sociedad.
    Y mientras el tiempo avanza y arrastra tras de sí todas aquellas ideas y conceptos que merecerían perdurar.
    ¿Condicionados por la “Vida líquida” seremos capaces de reaccionar? ¿o, ampliando la metáfora, nos ahogaremos en ella?

    El texto de Bauman resulta, al mismo tiempo que muy crítico, inquietantemente familiar. Combina sin escrúpulos ni disonancias las ideas filosóficas y sociales del siglo XX con elementos de cultura popular. En ese sentido el texto es ameno al mismo tiempo que denso en su contenido.

    Tamao: 9.907 kb, Sociales ,Sociología , 2016-04-05

    Bauman Zygmunt - El Arte De La Vida

    La pregunta del título puede sorprender a más de un lector. Es lo que pretende: sorprender y provocar una pausa para la reflexión. ¿Una pausa en qué? La búsqueda de la felicidad, que ocupa nuestro pensamiento gran parte del tiempo y llena la mayor parte de nuestra vida -como seguramente reconocerán la mayoría de los lectores-, no puede reducir su presencia ni mucho menos detenerse… más que por un momento (fugaz, siempre fugaz).¿Por qué esta pregunta nos desconcierta? Porque preguntar «qué hay de malo en la felicidad` es como preguntar qué hay de cálido en el hielo o qué hay de hediondo en la rosa. Siendo el hielo incompatible con el calor y la rosa con el hedor, este tipo de preguntas asume la verosimilitud de una coexistencia inconcebible (donde hay calor no puede haber hielo). En realidad, ¿cabría la posibilidad de que hubiera algo malo en lafelicidad? ¿Acaso la palabra felicidad no es sinónimo de la ausencia del mal? ¿De la imposibilidad de su presencia? ¿De la imposibilidad de todo y cualquier tipo de mal?

    Tamao: 4.685 kb, Sociales ,Sociología , 2016-04-05

    Bauman Zygmunt - La Riqueza de Unos Pocos Nos Beneficia a Todos

    Por lo general se cree que la mejor manera de ayudar a los pobres a salir de su miseria es permitir que los ricos sean aún más ricos. Si los que tienen más dinero pagan menos impuestos entonces todos estaremos mejor, un análisis que se concluye afirmando que la riqueza de unos pocos nos beneficia a todos. Sin embargo, estas creencias entran en flagrante contradicción con nuestra experiencia diaria, con el resultado de numerosas investigaciones y, por supuesto, con la lógica. Esta extraña discrepancia entre los hechos y las opiniones populares nos inducen a preguntarnos: ¿Por qué estas opiniones gozan de tanto predicamento y permanecen inalterables frente a las, cada vez mayores, pruebas de lo contrario?

    Tamao: 2.170 kb, Sociales ,Sociología , 2016-04-04

    Gautier Theophile - Viaje por España 1840

    Esta obra recoge las impresiones de Gautier durante el viaje que realizó por España en 1840. De éste surgieron también su obras `España` y `Tauromaquia`. Sus páginas están llenas tanto de observaciones de primera mano como de informaciones librescas recogidas por él.

    Tamao: 1.005 kb, 2016-03-26

    Salas Antonio - El año que Trafique con Mujeres

    En El año que trafiqué con mujeres, Salas cuenta con todo tipo de datos, nombres y situaciones los interminables meses que pasó recorriendo todos los estratos del oficio más antiguo del mundo en nuestro país: desde las desvalidas prostitutas callejeras a las famosas televisivas que la ejercen en círculos cerrados de lujo, pasando por las jóvenes universitarias necesitadas de caprichos o las desvalidas inmigrantes que no tienen dónde acudir.Haciéndose pasar por un pujante propietario de una red de prostíbulos repartidos por toda la geografía nacional, el periodista llegó a negociar, incluso, la compra de una joven rumana de 19 años con su proxeneta y la de media docena de niñas mexicanas, vírgenes de 13 años.

    `Siento vértigo, asco, impotencia, rabia, frustración. Por un momento, se me va la cabeza y le deseo a Loveth todas las enfermedades venéreas existenta pra que, al menos, pueda contagiar a los hijos de puta capaces de acostarse con una niña de dieciséis años por 30 euros en la Casa de Campo y disfrutar así de una sutil forma de venganza.` Sí, Antonio Salas tuvo la sangre fría de sentarse a regatear por esas niñas, tragándose la impotencia y la cólera ante el hecho de que en la España del siglo XXI sea posible comprar y vender personas para explotarlas sexualmente. Pero quería demostrarlo.

    Tamao: 518 kb, 2016-03-24