• Engels Friedrich - Ludwig Feuerbach y El Fin de La Filosofia Clasica Alemana

    Engels Friedrich Y Marx Karl – Ludwig Feuerbach Y El Fin De La Filosofia Clasica Alemana

    En el prólogo a su obra `Contribución a la crítica de la Economía política` (Berlín, 1859), cuenta Carlos Marx cómo en 1845, encontrándonos ambos en Bruselas, acordamos “contrastar conjuntamente nuestro punto de vista” —a saber: la concepción materialista de la historia, fruto sobre todo de los estudios de Marx— “en oposición al punto de vista ideológico de la filosofía alemana, en realidad, a liquidar con nuestra conciencia filosófica anterior. El propósito fue realizado bajo la forma de una crítica de la filosofía poshegeliana. El manuscrito —dos gruesos volúmenes en octavo— llevaba ya la mar de tiempo en Westfalia, en el sitio en que había de editarse, cuando nos enteramos de que nuevas circunstancias imprevistas impedían su publicación. En vista de ello, entregamos el manuscrito a la crítica roedora de los ratones, muy de buen grado, pues nuestro objeto principal: esclarecer nuestras propias ideas, estaba ya conseguido”.

    Desde entonces han pasado más de cuarenta años, y Marx murió sin que a ninguno de los dos se nos presentase ocasión de volver sobre el tema. Acerca de nuestra actitud ante Hegel, nos hemos pronunciado alguna que otra vez, pero nunca de un modo completo y detallado. De Feuerbach, aunque en ciertos aspectos representa un eslabón intermedio entre la filosofía hegeliana y nuestra concepción, no habíamos vuelto a ocuparnos nunca.
    Entretanto, la concepción marxista del mundo ha encontrado adeptos mucho más allá de las fronteras de Alemania y de Europa y en todos los idiomas cultos del mundo. Por otra parte, la filosofía clásica alemana experimenta en el extranjero, sobre todo en Inglaterra y en los países escandinavos, una especie de renacimiento, y hasta en Alemania parecen estar ya hartos de la bazofia ecléctica que sirven en aquellas Universidades, con el nombre de filosofía.

    En estas circunstancias, me parecía cada vez más necesario exponer, de un modo conciso y sistemático, nuestra actitud ante la filosofía hegeliana, mostrar cómo nos había servido de punto de partida y cómo nos separamos de ella. Me parecía también que era saldar una deuda de honor, reconocer plenamente la influencia que Feuerbach, más que ningún otro filósofo poshegeliano, ejerciera sobre nosotros durante nuestro período de Embate y Lucha. Por eso, cuando la redacción de Neue Zeit me pidió que hiciese la crítica del libro de Starcke sobre Feuerbach, aproveché de buen grado la ocasión. Mi trabajo se publicó en dicha revista (cuadernos 4 y 5 de 1886) y ve la luz aquí, en tirada aparte y revisado.
    Antes de mandar estas líneas a la imprenta, he vuelto a buscar y a repasar el viejo manuscrito de 1845-46. La parte dedicada a Feuerbach no está terminada. La parte acabada se reduce a una exposición de la concepción materialista de la historia, que sólo demuestra cuán incompletos eran todavía por aquel entonces, nuestros conocimientos de historia económica. En el manuscrito no figura la crítica de la doctrina feuerbachiana, no servía, pues, para el objeto deseado. En cambio, he encontrado en un viejo cuaderno de Marx las once tesis sobre Feuerbach que se insertan en el apéndice. Se trata de notas tomadas para desarrollarlas más tarde, notas escritas a vuelapluma y no destinadas en modo alguno a la publicación, pero de un valor inapreciable, por ser el primer documento en que se contiene el germen genial de la nueva concepción del mundo.

    Tamao: 371 kb, Política ,Sociales ,Socialismo-Marxismo , 2016-03-08

    Engels Friedrich - La Guerras Campesinas en Alemania

    También el pueblo alemán tiene su tradición revolucionaria. Hubo un tiempo en el que Alemania producía hombres que se pueden comparar con los mejores revolucionarios de otros países, en el que el pueblo alemán mostraba una perseverancia y energía que en una nación centralizada hubieran dado los resultados más grandiosos. Entonces los campesinos y plebeyos alemanes acariciaban proyectos que tantas veces causaron espanto a sus descendientes.

    Frente al cansancio momentáneo que casi en todas partes se manifiesta al cabo de dos años de lucha es oportuno presentar de nuevo al pueblo alemán las figuras recias, fuertes y tenaces de la gran guerra campesina.

    Transcurrieron tres siglos y han cambiado muchas cosas, sin embargo la guerra de los campesinos no se halla tan lejos de nuestras luchas actuales y muchas veces tenemos que combatir a los mismos adversarios de entonces. Las propias clases y fracciones de clases que traicionaron el movimiento de 1848 y 1849 son las que encontramos como traidoras en 1525 aunque en una etapa inferior de su desarrollo y si en el movimiento de los últimos años el vandalismo vigoroso de la guerra campesina no se manifestó más que en algunos sitios del Odenwald, de la Selva Negra y de Silesia, no es precisamente patrimonio de la insurrección moderna.

    Tamao: 246 kb, 2016-03-08

    Engels Friedrich - Anti Duhring

    El trabajo que sigue no es en modo alguno fruto de ningún “irresistible impulso interior”. Al contrario.

    Cuando, hace tres años, el señor Dühring lanzó inesperadamente un reto a su siglo, como adepto y, simultáneamente, como reformador del socialismo, varios amigos alemanes se me dirigieron repetidamente con el deseo de que ilustrara críticamente aquella nueva teoría socialista en el órgano central del partido socialdemocrático, que era entonces el Volkstaat. Estos amigos lo consideraban absolutamente necesario si se quería evitar nueva ocasión de confusión y escisión sectaria en el joven partido que acababa de unificarse definitivamente.
    Ellos estaban en mejores condiciones que yo para apreciar la situación alemana, por eso me ví yo obligado a prestarles fe. Resultó además que una parte de la prensa socialista dispensó al nuevo converso una calurosa acogida, la cual, aunque sin duda exclusivamente tributada a la buena voluntad del señor Dühring, permitía adivinar al mismo tiempo en esa parte de la prensa del partido la buena voluntad para cargar con la doctrina de Dühring en atención a la buena voluntad del mismo Dühring. Había incluso personas ya dispuestas a difundir la doctrina entre los trabajadores en forma popularizada. Por último, el señor Dühring y su pequeña comunidad de sectarios ejercitaban todas las artes de la publicidad y la intriga para obligar al Volkstaat a tomar resueltamente posición ante aquella nueva doctrina que se presentaba con tan desmesuradas pretensiones.

    Tamao: 690 kb, 2016-03-08

    Engels Friedrich - La Situacion de La Clase Obrera en Inglaterra

    Federico Engels es el autor de esta obra publicada en 1845. En ella su autor realiza el análisis de la situación del proletariado inglés, en la sociedad burguesa más desarrollada en Europa para aquel entonces, investiga la aparición y desarrollo de la clase obrera con gran abundancia de datos históricos. Mediante la utilización del materialismo histórico y con espíritu creador, Engels llega a la conclusión de que el proletariado lucha contra el régimen capitalista por la propia situación de explotación y miseria en la que vive. Su aparición permitió un gran desarrollo de la teoría marxista. Al decir de V.I. Lenin, era un libro que constituía una terrible acusación contra el capitalismo y la burguesía. Es el primer trabajo del marxismo en el que se expone, con toda claridad, la esencia de clase del Estado y el derecho burgueses.

    Luego de hacer patentes las serias contradicciones del régimen capitalista, como consecuencia de la propiedad privada, refiriéndose al Estado, Engels saca la conclusión de que mientras el Estado esté en manos de los poderosos, la situación de los obreros no se resolverá. Porque el Estado, las leyes y los tribunales no son sino la expresión de clase de los explotadores,de la burguesía.

    En su obra Engels llega al firme convencimiento de que una salida pacífica al problema de la explotación económica y de la opresión política por parte del Estado y del derecho de la burguesía, es imposible, que la única forma de que el proletariado pueda romper las cadenas de la explotación y la miseria en la que se encuentra es mediante la revolución proletaria.

    En la Introducción Engels resume la historia de la revolución industrial en Inglaterra, porque la clase obrera se inicia precisamente con la revolución industrial. En el capítulo el Proletariado Industrial, da a conocer que el proletariado surgió de la industria manufacturera, luego en la extractiva y también de la agricultura. En el capítulo sobre las Grandes ciudades, pone al descubierto las formas de vida de los obreros, que carecen de todo tipo de propiedad, viviendo exclusivamente de sus salarios que les resulta insuficiente inclusive para su alimentación y la de su familia.

    En las conclusiones muestra la fisonomía física, intelectual y moral de los obreros que viven en tan difíciles y complejas condiciones, sin recibir la atención de los gobiernos burgueses en vivienda y educación.

    Esta obra se constituye en una pieza clásica de la literatura marxista y en un ejemplo de investigación científica sobre las condiciones de vida se los trabajadores.

    Tamao: 743 kb, Política ,Sociales ,Socialismo-Marxismo , 2016-03-08

    Engels Friedrich - Del Socialismo Utopico al Socialismo Cientifico

    Con este trabajo, Engels busca una presentación más positiva del término socialismo, reducido hasta ese momento a análisis críticos de corte negativo o a elaboraciones doctrinales carentes de rigor metodológico.
    Engels comienza afirmando que el socialismo propuesto por Marx no es otra cosa que la reflexión teórica sobre el conflicto entre las fuerzas productivas, cada vez más renovadas en el capitalismo, y el mismo modo de producción capitalista.

    Tamao: 74 kb, 2016-03-08

    Engels Friedrich - Dialectica de la Naturaleza

    La `Dialéctica de la Naturaleza` es una de las principales obras de F. Engels, se da en ella una síntesis dialéctico-materialista de los mayores adelantos de las Ciencias Naturales de mediados del siglo XIX, se desarrolla la dialéctica materialista y se hace la crítica de las concepciones metafísicas e idealistas en las Ciencias Naturales.

    Tamao: 305 kb, 2016-03-08

    Engels Friedrich - El Origen de La Familia La Propiedad y El Estado

    El libro El origen de la familia, la propiedad privada y el Estado fue escrito por Engels en dos meses: desde fines de marzo hasta fines de mayo de 1884. Al revisar los manuscritos de Marx, Engels descubrió un guión detallado del libro del científico progresista norteamericano L. H. Morgan Ancient Society (`La sociedad antigua`). Marx lo había hecho en 1880-1881, acompañándolo de gran número de notas críticas y opiniones propias, así como de suplementos tomados de otras fuentes. Al tomar conocimiento del guión y convencerse de que el libro de Morgan confirmaba la concepción materialista de la historia que Marx y él habían elaborado y sus concepciones de la sociedad primitiva, Engels estimó necesario escribir un trabajo especial, utilizando en vasta escala las observaciones de Marx, así como algunas conclusiones y datos concretos del libro de Morgan. Engels consideraba que eso sería `en cierto grado un cumplimiento del testamento` de Marx.

    Tamao: 279 kb, Política ,Sociales ,Socialismo-Marxismo , 2016-03-08

    Engels Friedrich - Principios del Comunismo

    Un ensayo breve en el cual Engels, respondiendo a una serie de preguntas busca identificar los principios básicos sobre los cuales se asientan el comunismo y el socialismo.

    Tamao: 30 kb, 2016-03-08

    Engels Friedrich - Revolucion y Contrarevolucion en Alemania

    Las características de Alemania en 1848
    El territorio que en la época abarcaba Alemania no era un Estado nacional unificado, sino una confederación de treinta y ocho Estados que conformaban la Confederación Germánica, creada en 1815 en el Congreso de Viena, cuando se diseñó un orden político reaccionario para Europa luego de la caída de Napoleón. Junto al Imperio Austríaco y el reino de Prusia, las principales fuerzas políticas de la Confederación, formaban parte de la misma otros cuatro reinos –Baviera, Hannover, Sajonia y Württemberg-, ocho grandes ducados, diez principados y cuatro ciudades libres. En 1834, dieciocho de estos Estados y Prusia habían llegado a un acuerdo por el cual constituían el Zollverein o Unión Comercial y Aduanera. Esto significaba que en esa parte del territorio había libre circulación de mercancías. Pero esto por sí mismo no bastaba para constituir un mercado nacional unificado que fuera la base para el desarrollo de una industria potente. Esta ausencia de unidad nacional era expresión del predominio en Alemania de los rasgos feudales, cuestión que hacía a estos Estados más atrasados aún que Francia, que a su vez, también era bastante atrasada en relación a la potencia capitalista por excelencia en la época, Gran Bretaña.

    Tamao: 99 kb, Política ,Sociales ,Socialismo-Marxismo , 2016-03-08

    Berdiaev Nicolai - El Sentido de la Historia

    En la obra que presentamos, cuya edición original es del año 1923, Berdiaev busca en la profundidad del ser «de Dios» el origen, la razón, la ley, el desarrollo, el significado y el fin del drama de la historia. Ve en lo «histórico» la manifestación de lo «metafísico»: la historia comienza en el seno de la divinidad y el hombre participa con su historia en este drama divino-humano, es por esto que sólo en Dios se puede comprender el tiempo y la eternidad, el principio y el fin. «El tiempo -dice Berdiaev- no contiene la eternidad y, sin embargo, ésta entra en el tiempo y este último desemboca en la eternidad».

    Tamao: 228 kb, Política ,Sociales ,Socialismo-Marxismo , 2016-02-08