• Voltaire - Historia del Imperio Ruso Bajo Pedro El Grande

    En los primeros años del siglo en que nos hallamos, el vulgo no conocía en el Norte más héroe que Carlos XII. Su valor personal, más propio de un soldado que de un rey, y el esplendor de sus victorias -e incluso de sus derrotas- impresionaban a todos, cuyos ojos se fijan con facilidad en estos grandes acontecimientos, y no ven las labores largas y útiles. Los extranjeros dudaban entonces incluso de que las empresas del zar Pedro el Grande pudieran sostenerse, han subsistido y se han perfeccionado, especialmente bajo la emperatriz Isabel, su hija. Ese imperio se cuenta hoy en día entre los estados más florecientes, y Pedro está al nivel de los más grandes legisladores. Aunque, desde el punto de vista de los sabios, sus empresas no tuvieran necesidad de triunfar, sus éxitos han afirmado por siempre su gloria. Hoy en día se considera que Carlos XII merecía ser el primer soldado de Pedro el Grande. El primero no ha dejado más que ruinas, el otro es un fundador en toda regla. Osé mantener casi la misma opinión hace treinta años, cuando escribí la Historia de Carlos. Las memorias que me suministran hoy sobre Rusia me ponen en la situación de dar a conocer este imperio, cuyos pueblos son tan antiguos, y en el que las leyes, las costumbres y las artes son de nueva creación.
    Voltaire

    Tamao: 874 kb, 2016-01-19

    Arshinov Piotr - Historia del Movimiento Makhnovista

    Uno de los episodios más originales dentro de la Revolución Rusa fue el llamado movimiento majnovista o machnovista (1918-21), que tuvo lugar en Ucrania, dirigido por el irreductible anarco-comunista Néstor majnó (Machno, en ucraniano) que llegó a comandar más de 40.000 guerrilleros.

    Piotr Arshinov, autor de este texto, lo conoció años antes de los acontecimientos que describe y lo observó de cerca, en diferentes momentos, en el transcurso de los hechos. Asimismo conoció a los participantes más notables del movimiento. Él mismo tomó parte activa como delegado cultural- y siguió y vivió su desarrollo trágico y grandioso. Él, más que cualquier otro, llegó al fondo más íntimo del majnovismo: sus ensayos, sus aspiraciones y sus esperanzas, tanto ideológicas como organizativas, siendo testigo de su lucha titánica contra las fuerzas enemigas que lo asediaban por todos los frentes.

    «Vencer o morir, he aquí lo que importa para los campesinos y obreros de Ucrania en el presente momento histórico. Pero no podemos morir todos, somos muchos, nosotros somos la humanidad. Por consiguiente venceremos. Pero no venceremos para repetir el ejemplo de los años pasados, para poner nuestra suerte en manos de nuevos amos, venceremos para tomar nuestro destino en nuestras manos y organizar según la propia voluntad nuestra vida y nuestra verdad.»
    (De uno de los primeros manifiestos de Majnó)

    Tamao: 414 kb, Historia ,Rusia ,Sociales , 2015-07-23