• Gibran Kahlil - La tempestad

    Sin reseña

    Tamao: kb, Mística y Esoterismo , 2016-05-05

    Gibran Kahlil - Obras Completas

    Este libro necesita ser corregido o sustituido por una versión mejor.
    Todas las palabras acentuadas, por ejemplo, salen defectuosas o con la letra afectada inexistente.

    Contenido:
    1.- ALAS ROTAS (1912) pgs. 6 a 39
    2.- ARENA Y ESPUMA (1926) pgs. 40 a 60
    3.- DICHOS ESPIRITUALES (____) pgs. 61 a 90
    4.- EL JARDÍN DEL PROFETA (1933) pgs. 91 a 108
    5.- EL LOCO (1918) pgs. 109 a 123
    6.- EL PRECURSOR (1920) pgs. 124 a 134
    7.- EL PROFETA (1933 -obra póstuma-) pgs. 135 a 158
    8.-EL VAGABUNDO (1932) pgs. 159 a 179
    9.- ESPÍRITUS REBELDES (1908) pgs. 180 a 209
    10.- JESÚS, EL HIJO DEL HOMBRE (1928) pgs. 210 a 283
    11.- LA PROCESIÓN (1918) pgs. 284 a 295
    12.- LA TEMPESTAD (1920) pgs. 296 a 339
    13.- LA VOZ DEL MAESTRO (1959) pgs. 340 a 371
    14.- LAGRIMAS Y SONRISAS (1914) pgs. 372 a 412
    15.- LAZARO Y SU AMADA(1925) 413 a 420
    16.- LOS DIOSES DE LA TIERRA (1931) pgs. 421 a 446
    17.- LOS SECRETOS DEL CORAZÓN (1931) pgs. 447 a 461
    18.- NINFAS DEL VALLE (1948) pgs. 462 a 482
    19.- PENSAMIENTOS Y MEDITACIONES (1961) pgs. 483 a 504

    Tamao: 3.607 kb, Mística y Esoterismo , 2016-05-05

    Gibran Kahlil - Ninfas del Valle

    El padre de la niña murió cuando Marta estaba todavía en la cuna y su madre falleció antes de que la niña cumpliera diez años de edad. Fue a vivir sus años de orfandad en la casa de un pobre vecino, que con su mujer y sus hijos, vivía de los frutos de la tierra en una pequeña y aislada aldea, en uno de los hermosos valles del Líbano. Al morir el padre de Marta, por toda herencia le dejó su nombre y una pobre cabaña que se alzaba entre nogales y álamos. De su madre sólo había hererado lágrimas de dolor y su orfandad total. Vivió como una extranjera en la tierra que la había visto nacer, sola entre árboles frondosos y altas rocas. Cada mañana, la niña caminaba descalza, vestida de harapos, e iba a ordeñar a las vacas a una región del valle donde el pasto era rico, y allí se sentaba la niña a la sombra de un árbol. Canta con los pajarillos y lloraba con el arroyo, mientras enviciaba a las vacas por disponer de abundante comida. Contemplaba las flores y el revoloteo de las mariposas. Al hundirse el sol en el horizonte el hambre se apoderaba, de ella, y volvía a la cabaña, a sentarse junto a la hija de su tutor, y a comer una escasa ración de pan de maíz, con un poco de fruta seca y frijoles humedecidos en vinagre y aceite de oliva. Después de la frugal cena, extendía paja seca en el suelo, en un rincón, y se acostaba, reposando la cabeza en sus brazos. Luego se dormía y suspiraba, y deseaba que la vida` fuera un sueño largo y profundo, sin ensueños y sin despertar. Cerca del alba, su tutor la despertaba bruscamente para que lo sirviera, y la niña despertaba temblando de miedo por la dureza y la ira de su tutor. Así pasaron varios años en la vida de Marta, la desventurada, entre aquellas distantes colinas y apartados valles.

    Tamao: 36 kb, Mística y Esoterismo , 2016-05-05

    Gibran Kahlil - La Voz del Maestro

    La voz del maestro habla en tono sentencioso e impresionante del triunfo de la fe sobre el dolor, y del amor sobre la soledad. El autor trata temas tan importantes y vitales como `la divinidad del hombre`, `la razón y el conocimiento`, `el amor y la igualdad`, y lo hace en forma tal, que proporciona una nueva visión interior sobre muchos de los enigmas de la vida

    Tamao: 62 kb, Mística y Esoterismo , 2016-05-05

    Gibran Kahlil - El Vagabundo

    `…y después de comer nos reunimos junto al fuego y le pregunté por sus andanzas. Nos contó muchas historias aquella noche, y también al día siguiente. Pero lo que yo ahora relato nació de la amargura de sus días, aunque él fuera bondadoso, y son relatos que hablan del polvo y la paciencia de su camino. Y cuando nos dejó, tres días después, no sentimos que hubiera partido un huésped, sino más bien que uno de nosotros seguía aún en el jardín y todavía no había entrado.`

    Tamao: 106 kb, Mística y Esoterismo , 2016-05-05

    Gibran Kahlil - Los Dioses de La Tierra

    Al llegar la oscuridad de la duodécima era
    El silencio absorbió, pleamar de la noche
    Las montañas todas.
    En ese momento hicieron su aparición sobre las cimas,
    Las tres deidades nacidas de la Tierra, Amos y padres de la Vida.
    Las corrientes de agua pasaron a sus pies
    Y oleadas de niebla
    Sobre sus pechos se agolparon
    En tanto sus cabezas permanecieron erguidas
    Majestuosamente sobre el Mundo.
    Y después dialogaron. Retorciéndose sus voces,
    Con el retumbar distante del trueno
    En el profundo valle.

    Tamao: 34 kb, Mística y Esoterismo , 2016-05-05

    Gibran Kahlil - Jesus El Hijo del Hombre

    En su corta y modesta existencia, Jalil Gibrán emerge como filósofo y poeta universal, que exalta la belleza y la pureza de la vida, en el seno de un mundo aprisionado en las leyes que nos hemos dado los hombres.
    Este es sin duda uno de sus libros más valiosos y sinceros.
    La figura sublime de Jesús es tratada en toda su grandeza, divina y humana, con la que el autor se identifica plenamente, ofreciéndonos pensamientos y parábolas que, por su sabiduría y sensibilidad ante el sentido de la vida y del dolor, descubrirán al lector aspectos inéditos e implicaciones sorprendentes, que le ayudarán a comprender más en su plenitud al hombre que fine y es Jesús de Nazaret.

    Tamao: 112 kb, Mística y Esoterismo , 2016-05-05

    Gibran Kahlil - Arena y Espuma

    Arena y espuma recoge aforismos, frases y dichos de Gibran, pacientemente reunidos por sus discípulos, son la quintaesencia de su pensamiento y de su pulso vital: «He puesto en él, entre sus granos, granos de mi corazón… porque en los anhelos de todo hombre y toda mujer hay un poco de arena y un poco de espuma».

    Tamao: 290 kb, Mística y Esoterismo , 2016-05-05

    Gibran Kahlil - El Profeta

    Almustafá, el elegido y el amado, que era un amanecer en su propio día, esperó durante doce años en la ciudad de Orfalis el arribo de la nave que había de conducirle de regreso a su isla natal.
    Y en el año decimosegundo, el día séptimo de Ailul, mes de la cosecha, escaló la colina, cercana a las murallas de la ciudad, y contempló el mar, y columbró su nave surgiendo de entre la niebla.
    Entonces se abrieron las puertas de su corazón, y su alegría se desbordó y escapó volando por encima del mar. Cerró los ojos y rezó en el silencio de su alma…

    Tamao: 186 kb, Mística y Esoterismo , 2016-05-05

    Gibran Kahlil - El Loco

    Me preguntáis por qué enloquecí. Fué así. Un día, mucho antes de que nacieran algunos dioses, desperté de un profundo letargo y descubrí que me habían robado todas mis máscaras – si, las siete máscaras que yo mismo me había confeccionado, y que llevé en siete vidas distintas- , corrí sin máscara por las calles atestadas de gente, gritando: `!Ladrones! ! Ladrones! !Malditos ladrones!`.

    Hombres y mujeres se reían de mí, y al verme, algunas personas, llenas de horror corrieron a refugiarse en sus casa.

    Y cuando llegué a la plaza del mercado, un joven, de pié en la azotea de su casa, señalándome, gritó `!Miren! !Es un loco!`. Alcé la cabeza par mirarlo, y por vez primera el sol besó mi desnudo rostro, y mi alma se encendió de amor al sol, y ya no quise tener máscaras. Ycomo si fuera presa de un trance, grité: `!Benditos! !Benditos! sean los ladrones que me robaron mis máscaras!`.

    Fué así que enloquecí.

    Y en mi locura he hallado libertad y seguridad, la libertad de la soledad y la seguridad de no ser comprendido, pues quienes nos comprenden nos esclavizan.

    Pero no dejeis que me enorgullezca demasiado de mi seguridad, ni siquiera el ladrón encarcelado está a salvo de otro ladrón.

    Tamao: 3.388 kb, Mística y Esoterismo , 2016-05-05